Mientras miras hacia los lejanos horizontes y te preguntas que traerán los meses venideros, detente un momento para reflexionar en los 365 días que acabas de terminar, y los errores y las luchas de ese año que no te dejan mirar hacia la meta y a lo grande que Dios tiene para ti.

 

Dí, ¡pasado, aléjate y lánzate al mar profundo, que las aguas sin fondo te cubran! porque yo vivo, tu estas muerto, tu te has quedado, yo avanzo a vencer el mundo; porque delante hay un camino deslumbrante, debemos fijar mas bien nuestros ojos en Jesús cada día. Recuerda pelear la buena batalla de la fe.

 

"13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús".Filipenses 3:13-14

 

Bendiciones: Pastora Nancy Gutierrez.

Pastora Nancy Gutierrez, pastoranancy@iccla.com.co