Discipular personas en la palabra de Dios para que reconozcan a Cristo Jesús como su Señor y Salvador.